De lo efímero al agua

Hace unas semanas mientras hojeaba libros que no son míos, para ser más exacta los libros de un obsesionado con la industria musical, me topé con una frase que me inspiró para hacer esta línea del tiempo sobre la historia de la tecnología:

Ever since the invention of electricity, music and technology have worked hand-in-hand, and technology continues to catapult music to unprecedented heights. (Kusek, David. The Future Of Music, 2005)

No es una frase que te cambiaría la vida, pero particularmente la idea de que la música y la tecnología (desde la invención de la electricidad) han trabajado de la mano, provocó que se ocurriera hacer una línea del tiempo -con sus saltos y algunas reversas,- en la que la historia de la tecnología y la historia de la música se cruzaran.

En cuanto a la historia de la música, en lugar del sentido Renacimiento, Romanticismo, Barroco, me enfocaré más a la tecnología que concierne a la música. El término en inglés es music technology, y comprende desde métodos de composición hasta la grabación, postproducción, almacenamiento e interpretaciones en vivo. A mi humilde modo de ver las cosas, también comprende “ahora sí” que el rubro de la distribución y la manera en que la música se exhibe y consume. En particular la manera en la que la música se consume hoy en día: si inicialmente se trataba de una experiencia colectiva y ritual, ahora se consume a través de elusivos e ilegales mp3, visitas a MySpace (que también podría ser distribución o exhibición) hasta links de videos en YouTube compartidos por Twitter.

Yo en lo particular lo imagino como la estructura del ADN . Ambas líneas de tiempo (tecnología y música) son como dos hélices que se entrecruzan. Así que los siguientes 10 tracks, intentan contar esta historia acá entrelazada o si gustan paralela. Una advertencia sobre la curaduría es que será al gusto de La Caja De Música: indie, folk y modernidades. ¿Por qué? Porque esta es un entrega para mi clase de Comunicación y Tecnología, y mi profesor, el @waratxe pidió que fuese publicado en un blog. No sólo ya cuento con blog, si no que me parece que el tema concierne a lo que diariamente (o de vez en cuando) se publica en La Caja de Música.

Por otra parte, yo no creo que el caminar de la manita de la tecnología y la música haya iniciado con la llegada de la electricidad. Desde tiempo atrás y con diferentes funciones, la música ha corrido paralelamente con la tecnología desde la aparición de la oralidad (Jehová sabrá cuando). El hombre puede hablar desde antes de su invención estrella: el fuego -según nos repitieron durante seis años en la primaria.

La tradición oral, como testimonios que se transmiten de generación en generación , fue la primera manera en la que la gente formuló un método para registrar sus memorias, en especial las colectivas. La oralidad como tecnología, es el método a través del cual se registraban leyendas, historias, sucesos y preguntas existenciales, desde que los ancianos contaban historias al calor de, sí, el fuego… hasta que esas historias se convirtieron en canciones recordadas por generaciones.

Las características de la oralidad siguen presentes en la escritura y hasta en nuestra forma de hablar hoy en día. Una de esas características es la repetición: en la oralidad la repetición servía para fortalecer la memoria, en la literatura se puede utilizar como recurso literario, en la manera actual en la que hablamos se puede ver en el recurrir al “güey” para darle ritmo a lo que estamos diciendo o incluso para que no se le olvide al dicho güey que le estamos hablando a él. En la música la repetición está en los coros, y como no se nos ha olvidado contar historias a través de ella hoy conocemos un género musical llamado folk.

Para ejemplificar el nacimiento de la oralidad como avance tecnológico podríamos comprobar que es una tecnología aun vigente con bandas de folk actuales (Fleet Foxes, Monsters Of Folk, Blitzen Trapper), pero mejor lo haremos con el maestro Bob Dylan, consecuencia del folk revival de los años 50 en adelante. Vaga la redundancia, esta línea del tiempo no es del todo lineal, la tradicional oral presente desde su aparición hasta el día de hoy almacena historias, lecciones de vida, anuncios… pero también protestas, como las que contienen las letras de Dylan . También podemos pensar inicialmente en el nacimiento de la oralidad y de la música como un pretexto para convivir o como un incidente de la convivencia. En fin, el punto es que podemos ilustrar la oralidad como evento en la historia de la tecnología, con una canción que recurre a las características de la tradición oral.

Bob Dylan

“The Times They Are A-Changin’”

The Times They Are A-Changin’

Columbia, 1964

Hagamos de una viñeta la aparición de las pinturas en cuevas, hasta la creación formal de un abecedario, incluso hasta la imprenta. La escritura fue el siguiente gran paso tecnológico, como medio registro hasta como el nacimiento de un código escrito que se proyecta hasta el HTML. En una línea del tiempo sobre la historia de la música, uno de nuestros libros de consulta (Historial Atlas Of Music), nombra como parte de la música después de la creación de la escritura a culturas como la griega, la romana, la cristiana hasta los cantos gregorianos, que podrían referirnos a la Edad Media, en la que los monjes copistas replicaban los libros y se crearon grandes bibliotecas. La escritura también fue una tecnología en el ámbito musical, en el momento que se codificó la escala musical, las notas, para ser almacenadas en una superficie y poder ser reproducidas, ¡adiós a la memoria colectiva! Por otra parte, la música empezó a llevarse a casa a través de partituras, no había grabaciones pero podías interpretarlas con el instrumentos que tuvieras en casa. Podemos ejemplificar el nacimiento de la escritura como tecnología pensando en el primer libro impreso.

Arcade Fire

“Neon Bible”

Neon Bible

Merge Records, 2007

Acelerando el paso del tiempo, el siguiente gran avance para la tecnología en la música fue el desarrollo de la acústica como ciencia. Por supuesto desde los teatros griegos y romanos se trabajó en la acústica. Pero fue durante la Ilustración que la acústica vio los avances más significativos desde su estudio inicial. Durante el Siglo XVIII gracias a los grandes matemáticos de la era que aplicaron el cálculo a la elaboración de la teoría de la propagación de las ondas. Herman Von Helmholtz en Alemania, trabajó en la acústica fisiológica mientras que Lord Rayleigh en Inglaterra conjuntó los conocimientos previos y sus aportaciones propias en un libro titulado La Teoría Del Sonido. De ahí a que a finales del Siglo XIX Wallace Clement Sabine estudiara la acústica arquitectónica, rama de la arquitectura y de acústica mediante la cual se estudia la propagación del sonido en locales o edificios . Sabine resolvió los problemas que tenía el auditorio del Museo de Arte de Fogg, donde los discursos eran inteligibles. Por supuesto los avances en la acústica permitieron que se crearon por ejemplo, foros de ópera mucho más grandes en los que además del talento del cantante, el sonido pudiera ser transportado hasta los asientos más alejados sin la ayuda de micrófonos, que ni siquiera existían. Esto es un avance científico que requiere la implementación de tecnología particular. Para ejemplificar este avance tecnológico en la historia de la música podríamos hacer una cita de las más cliché en mi biblioteca de iTunes, el encuentro entre el rock y la opera que ha empalagado a tantos. Para no hacerlo, ejemplificaremos con una versión alterna y más Muppet de “Bohemian Rhapsody” de Queen. Citando lo aprendido en clase, sería también un ejemplo de remediación, una canción de rock a un programa infantil.

The Muppets

“Bohemian Rhapsody”

La humanidad desde sus inicios se ha asombrado con el sonido, ya sea por los poderes que desde muchas áreas pueden atribuírsele o sencillamente por su carácter efímero: ningún sonido permanece, suena y se va, e incluso al ser grabado jamás podrá ser reproducido bajo las mismas circunstancias de escucha que la primera vez que fue emitido. Primero intentamos atraparlo dándole forma con la oralidad, el lenguaje hablado y la tradición oral. Luego intentamos capturarlo en la palabra escrita, pero hasta este momento no ha podido ser contenido. Lo más cerca que hemos estado de hacerlo es con la grabación, sin duda el primer aparato tecnológico que pudo hacer de la manera más satisfactoria es el fonógrafo. Thomas Alba Edison, un tipo muy molesto que inventó casi todo, presentó su desarrollo en Noviembre de 1878 y demostró su funcionamiento: el aparato era capaz de grabar y reproducir. Gracias a este logro tecnológico, que por supuesto poco a poco fue mejorado hasta el punto que el método de grabación y el método de reproducción como los conocemos hoy en día, son dos procesos que por lo general se llevan a cabo por medio de instrumentos distintos. Pero de ahí partieron los viniles, los casettes, los CD’s y hasta los MP3. Sin duda la grabación y reproducción fue lo que aceleró el crecimiento y el verdadero desarrollo de la industria musical, en el momento en que la música podía llevarse a casa en un chunchita que sonaba las veces que quisieras. Otra posibilidad que surgió con poder grabar la música, es que desde un estudio se pudieron realizar experimentos con la misma que no podrían llevarse a cabo tan sólo interpretándola en vivo: la grabación en estéreo, la grabación por pistas para cada instrumento, pero sobre todo experimentos bizarros como “I’m Only Sleeping” de los Beatles. Algo raro pasó en estudio, algo conectaron mal, pero a la hora de producir este track, el cuarteto de Liverpool logró por accidente que el solo de guitarra sonara al revés… y así lo dejaron. Por supuesto, tal y como lo escuchamos en el disco es imposible interpretarlo en vivo.

The Beatles

“I’m Only Sleeping”

Revolver

Parlophone, 1966

El siguiente gran paso para la tecnología en la música o donde la música cruza su camino con el cine, otro medio de comunicación o arte que se benefició de los avances tecnológicos, pero que también los impulsó. La primera película con sonido fue, como casi todos sabemos The Jazz Singer de 1927. Tecnología mediante la cual se logró dependía de una sincronización entre la reproducción del audio y la proyección del filme. Este avance tecnológico y sus mejoras no sólo entrelazaron la historia de ambas disciplinas, sino que también instituyeron la manera de cómo entendemos la música, entiéndase desde musicales como The Sound Of Music, hasta videos en MTV, que en tanto peligro pusieron al radio en su época. Para ejemplificar este avance, haré cita a una canción que aparece en Almost Famous y que no sólo se integra a la trama si no que ha vuelto a esa escena en una escena clásica que casi todos recordamos.

Elton John (agregándose el cast de Almost Famous)

“Tiny Dancer”

Madman Across The Water

UNI, 1971

En libros como 1984 o Brave New World se han construido distopias inspiradas en lo que la tecnología podría terminar en convertir a la humanidad. Después de la Segunda Guerra Mundial, particularmente de la bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki, la tecnología dejó de parecer algo amable que hacía que hubiera un lavadora en tu casa o algo tan magnífico como el cine. La tecnología se convirtió en algo malo, algo peligroso, y curiosamente, durante la década de los cincuenta cuando la amenaza de una guerra nuclear era más que inminente, la música se convirtió en algo peligroso. Estando todos desencantados con el sistema, quien rompió el corazón de principalmente los jóvenes, nació El Rey. El rey al que se le sigue llamando El Rey desde todos los confines del espacio. Si no lo creen, lean The Ultimate Hitchhiker’s Guide To The Galaxy. Y como bonus track, dejamos también una canción en la que se narra como la tecnología nos traicionará, los robots serán los que mandan y los humanos estarán muertos.

Elvis Presley

“Heartbreak Hotel”

RCA, 1956


Flight Of The Conchords

“The Humans Are Dead”

Presentación en vivo.

Desde los futuristas y la música concreta, en especial el trabajo de Pierre Schaeffer, se empezó a gestionar la música electrónica. Sin embargo quisiera señalar la aparición del sintetizador, como uno de los instrumentos con los que primero asociamos a este género musical. En particular el año en que Robert Moog, introdujo el primer sintetizador comercial: 1960. Por supuesto la música electrónica se ha nutrido de muchos más instrumentos, generadores, consolas y software desde entonces: ofreciendo como resultado una canción como esta…

Fuck Buttons

“Surf Solar”

Tarot Sport

ATP Recordings, 2009

En la década de los ochenta aparecieron las estaciones para trabajar con audio en alta definición desde una computadora personal. En la siguiente década aparecieron los sistemas digitales multitrack. La posibilidad de poder trabajar con audio y por ejemplo crear un estudio de grabación en tu propia casa, implica una democratización de la tecnología, que me recuerda al DIY del que emergió el punk en los setenta: el civil ciudadano del mundo común y corriente, tuvo por primera vez en sus manos, o mejor dicho: recuperó, los medios de producción. Ya no se necesita de un estudio profesional o de una transnacional para grabar tu propia música, y con Internet, ya no necesitas quien te exhiba o distribuya, sólo necesitas llamar la atención. Pero el punto principal en este caso es el momento en que la tecnología musical llegó al alcance de la gente común y corriente. Con el espíritu del Do It Yourself Darwin Deez, en su sitio de Internet, anuncia que las canciones fueron grabadas en casa con un micrófono de $200 dólares. Lanzó su álbum como pudo y todavía están buscando disquera, aunque no los ha frenado para distribuir su música de manera digital.

Darwin Deez

“Constellations”

Darwin Deez

Self-released, 2010

Con la aparición de Internet es innecesario enumerar por qué se modificó la industria musical. Apareció la posibilidad de compartir archivos de audio y se generó un tráfico digital que desbancó la venta de discos como la conocemos. En el 2009 Danger Mouse y Sparklehorse, en colaboración con diferentes artistas como Wayne Cohen, Iggy Pop, Gruff Rhys, Julian Casablancas produjeron un álbum que se llama Dark Night Of The Soul. Por problemas con la disquera estos artistas decidieron no lanzar disco alguno, pero sacaron a la venta 5000 copias de un libro cuyas 100 páginas ilustraban la música con fotografías capturadas por David Lynch; acompañadas por un poster y un CD en blanco: ahí para que lo baje usted y lo queme.

Danger Mouse & Sparklehorse

“Revenge (ft. Wayne Coyne)” (por eso de la venganza contra la industria musical de valores arcaicos)

Dark Night Of The Soul

Self-released, 2009

Creo que es necesario cerrar con una referencia al libro que inspiró todo esto. The Future Of Music habla de la música como un servicio y no un producto desde un modelo comercial del mismo. Propone que algún día podríamos estar pagando cuentas de música como pagamos la del agua. Por supuesto el servicio sería más complicado que eso, y por supuesto necesita ajustes. En una era digital, no se puede pensar en los antiguos derechos, la penalización por la descarga gratuita o los valores tradicionales de la industria musical. La música debe correr como el agua. Take me to the river, drop me in the water – citemos a los Talking Heads.

Talking Heads

“Take Me To The River”

Live

BIBLIOGRAFÍA

Kusek, David. Leonhard, Gerd The Future Of Music: Manifesto For The Digital Music Revolution, Berklee Press, 2005 United States Of America, p. x Introduction, Chapter: “Music Like Water”

Collaer, Paul. Vander Linden, Albert. Historical Atlas Of Music, George G. Harrap & Company Ltd., 1968, Belgium, Chapter: “Music In The Oral Tradition”, “Written Music”

Ong, Walter J.. Orality & Literacy : The Technologizing of the Word. Routledge, 1982, Florence, KY, USA. Chapter: “The Orality Of Language” http://site.ebrary.com/lib/uisantafemx/Doc?id=10017717&ppg=23

Yehya, Naief.  Tecnocultura, Tusquets Editores, Ensayo Tusquets Editores, 1 edición, 2008, México.

Highfield, David. Room Acoustics, Roultedge, 2000, Capítulo de Introducción. http://site.ebrary.com/lib/uisantafemx/Doc?id=10017816&ppg=14

Katz, Mark. Capturing Sound : How Technology Has Changed Music. University of California Press, 2004, Ewing, NJ, USA, Chapter: “Making America More Musical” http://site.ebrary.com/lib/uisantafemx/Doc?id=10068606&ppg=65

Cogan, Brian. Encyclopedia Of Punk Music And Culture, Greenwood Press, 2006, Connecticut, USA

Kenneth, Newby. Wired.com: “Music Technology: A Timeline”, 10.29.97, http://www.wired.com/culture/lifestyle/news/1997/10/7973

Wikipedia, The Free Encyclopedia, “Music Technology” http://en.wikipedia.org/wiki/Music_technology

Wikipedia, The Free Encyclopedia “Oral Tradition” http://en.wikipedia.org/wiki/Oral_tradition

Wikipedia, La Enciclopedia Libre “Acústica” http://es.wikipedia.org/wiki/Ac%C3%BAstica#Primeros_trabajos

Wikipedia, La Enciclopedia Libre “Acústica Arquitectónica” http://es.wikipedia.org/wiki/Ac%C3%BAstica_arquitect%C3%B3nica

Wikipedia, The Free Encyclopedia “Phonograph” http://en.wikipedia.org/wiki/Phonograph

Wikipedia, The Free Encyclopedia “I’m Only Sleeping” http://en.wikipedia.org/wiki/I%27m_Only_Sleeping

Wikipedia, The Free Encyclopedia “The Jazz Singer” http://en.wikipedia.org/wiki/The_Jazz_Singer_%281927_film%29#Legacy

Wikipedia, the Free Encyclopedia “Synthesizer” http://en.wikipedia.org/wiki/Synthesizer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s