Tocan como niñas Pte. 2

Foto: Fo /// soundplusvision.tumblr.com

Más jala un par de tetas que un par de carretas. Al menos este sabio proverbio aplica a una banda que a pesar de haber sido formada por dos varoniles muchachones, se hace llamar chicas en inglés: ¡Girls! El pasado Jueves 3 de junio el Lunario se empapó del verano que esta banda de San Francisco ha conseguido encerrar en un disco de 12 canciones. A punto de estallar dicha estación del año, los chicos de Girls entregaron una emocional interpretación no sólo de su primer álbum, sino también de sus nuevas canciones. Si el verano implica que las faldas se acortan y que desfilan los bikinis por ahí y por acá, una banda que se llama Girls se sirve de la asociación libre para refrescarnos con su reverberante sonido, que más que un riff de guitarra parecen una perfecta ola para surfear.

Momentum

El setlist se construyó de una manera muy sabia pero a la vez natural. Con la excepción de “Laura”, abridora del concierto, y “Lust For Life”, el concierto se fue acelerando de las rolas tranquilas del Album y las canciones nuevas, hasta estallar en el corte más saturado del primer disco de Girls. El ¡Moméntum! sin duda, fue la transición entre la melancólica “Hellhole Ratrace” y la estruendosa “Morning Light”, que más que una transición entre ambos cortes, fue un estallido de ruido tan inmenso que pudo haber oscurecido los cielos y que sin embargo iluminó al público cual estertor matutino.

Extravagante

Cristopher Owens, vocalista de la banda, es un joven resplandesciente que más por su carisma que por sus atractivos físicos, logra cautivar a chicos y chicas por igual. Se parece a Macauly Culkin, pero su imagen madura al escuchar su bizarro tono de voz. Desde su atuendo de ochentero fachoso –pantalones Dockers, playera fajada y zapatos de papá,- Owens irradia estilo pero también un poco de inocencia y timidez. Un frontman que reconoce al público y le da su lugar, a pesar de que se dirige poco a él, no por arrogante sino por penoso. Owens logra hablar mejor a través de su música, tan sólo escuchen o lean sus entrevistas. Pero lo más extravangante, y debemos agregar cool y glamoroso, fue cuando sacó un peine de su bolsillo y corrigió su peinado, justo antes de tocar “Big Bad Mean Motherfucker”, track que parece una versión nueva y más pervertida de “Greased Lightning” oda al automóvil de Danny y los T-Birds en Grease.

Lamentable

Cristopher Owens arrivó al escenario sin su melena dorada… ¡se cortó el pelo! Ahora lo lleva muy corto de un lado y con flequito o melenita del otro, dicho flequillo fue el acicalado por su cepillo portátil. Lo único lamentable es no poder ver agitarse aquella melena resplandesciente, pero a Owens eso no le quita lo guapo y mucho menos el talento.

Moraleja

Pollito= chicken, gallina=hen, lápiz=pencil y chicas=Girls. Girls no pretende imitar el clásico sonido roncanrol. Al contrario, pareciera que Cristopher Owens, Chet JR White (bajo) y su banda en vivo, no conocen otro lenguaje musical. Sin duda es una banda de vastas influencias, pero aquel sonido clásico sumado a la reverberancia y las naturales letras de Owens, parecen ser algo absorbido, un lenguaje propio. Don’t Believe the Hype: el hype u “ondita” que traen desde septiembre, no recae en un sonido “super nuevo”, “súper innovador”. Podemos elegir no creer en el hype, pero en el caso de Girls está sustentado. No significa que los postulemos como la banda del siglo o los salvadores del whatever. Su hype es congruente con la honestidad e inocencia de su proyecto, el cual fue más que evidente en su acto en vivo.

Cartera de éxitos

“Laura”, “Lust For Life”, “Hellhole Ratrace”, “Morning Light”, “Lauren Marie”, y la más pedida de la noche “Summetime”. Es común que el público se distraiga cuando se interpretan las canciones nuevas, porque debemos aceptarlo: nos gusta tener algo a que corearle. Sin embargo, las canciones nuevas fueron muy aplaudidas y disfrutables. Conservan el sonido del primer disco, a pesar de que podrían sonar a lo mismo, su sencillez es también refrescante. Girls no es una banda complicada, no tiene por qué serlo.

*Esta reseña la pueden en contrar en Ibero 90.9, si visitan este sitio y aun no está, presionen al joven Vélez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s