Pop libre de culpa

Aceptémoslo, por razones más poderosas que los muslos de Beyonce o los avistamientos bizarros de Lady Gaga, hay canciones pop que nos hacen cambiarle a la estación de “hits”. Por lo menos en La Caja De Música nos hemos sorprendido emocionados como quinceañeras bailando  “Hot ‘n’ Cold” de Katy Perry o a sacudiéndonos con “All The Single Ladies” mientras mostramos con énfasis el dedo anular.

Está bien, casi no nos da vergüenza, sucumbir de vez en cuando a los ritmos más comerciales es la muestra de que todavía somos seres humanos… o en el caso de Beyonce, solteras. Hasta Girltalk sabe que mientras tengamos un par de orejas las canciones pop siempre harán que las pistas de baile tengan exceso de población. Incluso es algo bien hipster declarar quitados de la pena que cuando teníamos 12 años compramos el Oops! I Did It Again de Britney Spears.

La generación de actuales veinteañeros fueron malcriados en una época que comprende la decadencia y muerte de Michael Jackson, el nombramiento de Justin Timberlake como Rey del Pop de transición, y el golpe de estado por parte de todo lo que surja del Disney Channel.

Ya sea Timberlake o los Jonas Brothers existe un repudio desmedido contra las canciones pop; una resistencia alternativa contra el ejército de tracks plásticos construidos con beats de bibliotecas de audio, playbacks y trucos asquerosos. Hay un grupo de gente que sabe y que presenta pruebas convincentes de que Pink en realidad no puede cantar colgada de una cuerda como lo hizo en los MTV Awards 2009.

La Caja de Música le ha preparado a todos esos revoltosos una dosis necesaria de azúcar a base de Pop, libre de culpa (fórmula mejorada conocida también como Pop para alternativos). Dentro de lo que va del año y dentro de lo que más o menos nos ha gustado, les ofrecemos este catálogo para que lo disfruten en la medida que puedan tolerar el azúcar, el silicón y demás sintéticos.

The Bird And The Bee, su track “I Can’t Go For That” es un sustituto de cortes azucarados para nenas enamoradas, además de un sustituto para la versión original de Hall & Oats de 1981.

Goldfrapp con “Rocket” ocupa el lugar de aquellas mujeres electrónicas devora hombres como Kylie Minogue…

Shy Child con “Disconnected” es un reemplazo de la fiesta Timbiriche…

Janelle Monáe con “Tightrope” una alternativa a la típica diva hip-hopera pero sin la violencia doméstica… (coff coff Rihanna)

Anuncios

Un comentario sobre “Pop libre de culpa

  1. Auch! 😀 Muy buena tu recomendacion de un suave y aunténtico Pop!… la verdad el pop es un género que lo tengo en segundo plano, anteponiendo el Rock, Hip-Hop y Electrónica (y todo lo que derive de ella).

    bieeeeeeeeeeeeen!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s