ENTREVISTA | Spoon, desde 1996 al Corona Capital 2015

@spoontheband
Instagram: @spoontheband

Nuestra relación con la música es, como todo, algo que se transforma con el tiempo. Desde que escuchaste por primera vez “The Way We Get By” (o la canción que haya sido), hasta que estés frente a Spoon en el Corona Capital en Noviembre, eres la misma persona, ellos son la misma banda, pero algo se ha transformado. Lo único que permanece es el amor por esas canciones que te ayudaron a comprender el universo, y la búsqueda por nuevas canciones que ocupen el hueco de tus preguntas. Lo músicos y los fans sentimos lo mismo, jamás estaremos satisfechos. A pesar de que no tengamos las mismas piernas para correr de escenario a escenario, y ellos de tocar cada canción como si fuera la primera vez; siempre opinaremos que no hay suficiente música en el mundo.

Spoon, la banda originada por Britt Daniel (vocalista) y Jim Eno (baterista), tiene una larga historia recorrida. Una larga historia donde permanecieron fieles a su intuición, sus gustos, y al indie. Ocho álbumes, 22 años juntos, numerosas variaciones en el line up. Antes de Napster, iTunes, o Spotify editaron Telephono en 1996. Recibimos la noticia del álbum They Want My Soul, en 2014, en un ambiente de EDM, trap, y festivales donde los headliners asemejan el catálogo de la payola. Mi gran miedo era que una de mis bandas favoritas editara un nuevo disco y ya no fuera relevante. Estaba equivocada, cada disco que hacen es mejor que el anterior.  Lo atribuyo a lo mucho que los conozco como banda, y a lo poco que los conozco como personas: tienen un sincero amor por la música, y la garra, el coolness, y el coraje de una banda clásica de rock.

En fin, los años han pasado para Spoon, así como han pasado para los que son fanáticos desde el principio de su carrera. No tenemos la misma energía, pero sabemos que la música es parte de nuestra identidad. El único miedo es: ¿Algún día esto me cansaré de esto? Por suerte Britt Daniel, tiene las cosas mucho más claras tanto para sí mismo, como para Spoon. Por teléfono, hablamos sobre mezcal y valentía, la fuente donde nace la música y sobre el rock and roll.

Traducción por Astrid Guerrero

Susana Medina: ¿Esta es tu primera entrevista o has hecho más hoy?

Britt Daniel: Esta es la primera del día, y que he hecho por un tiempo. Bueno, tuve una ayer pero antes de eso, no había tenido entrevistas por un rato.

Ok, genial. Entonces estás “fresco” y espero estés listo.

Jaja, claro

Probablemente no te acuerdes pero ya nos conocíamos. Cuando estuviste en México por Transference yo trabajaba para Arts & Crafts México. Fuimos a comer, el mesero te preguntó si querías un mezcal que tenía un alacrán adentro. Estabas dudando y te pregunté: ¿Eres un hombre o un ratón? Tus amigos se empezaron a reír. Te pusiste muy muy serio, te me quedaste viendo enojado y yo estaba muy nerviosa. Y dijiste “bueno, creo que soy un ratón”.

Sí, creo que soy un ratón. No sé. Amo el tequila pero no soy muy fan del mezcal. No sé tal, vez el escorpión me puso en el límite.

¿Crees que la próxima vez que estés en México para el Corona Capital te animes a probar el mezcal con el alacrán adentro?

Lo haré algún día. Sí por supuesto lo haré. Si tratas de presionarme.

Ok, challenge accepted.

Sí, recuerdo bien ese viaje. Recuerdo que nos llevaron a un show de televisión, e íbamos a tratar de ir a ver las luchas, pero no hubo tiempo..

Sí, lo siento por eso… Te voy a hacer preguntas que van desde mi perspectiva como fan y locutora de radio. Recuerdo la primera vez que los vi en vivo, fue en Lollapalooza por el Transference, creo que en 2010, y fue épico e increíble.

Sí recuerdo ese show.

Sí, fue épico…  Y algunos años después, de hecho el año pasado fui a Lollapalooza de nuevo. Y la banda era lo mismo, el show era lo mismo, todo era lo mismo pero el público y los headliners eran diferentes. Antes los headliners eran Arcade Fire o My Morning Jacket y ahora eran DJ’s gigantes como Calvin Harris o Skrillex. Hasta adelante había niñas con coronas de flores. Lo que sentí en ese festival fue: yo solía estar hasta adelante y gritaba y solía ir de un escenario a otro corriendo para ver todas las bandas que me gustaban. Y ahora soy un poco más grande, ya no tengo la habilidad física de correr entre un escenario y tengo miedo de dejar de amar el rock y los festivales. Y no sé si algún día me canse de eso… Me pregunto, ¿si piensas o temes que alguna vez te canses de hacer música?

Creo que una cosa es estar cansado de correr de un escenario a otro y otra una cosa totalmente diferente cansarse del Rock and Roll. Y supongo, por lo poco que te conozco, que nunca vas a estar cansada del Rock and Roll. Los festivales pueden ser agotantes, ¿no? Ya que hemos estado en esto por tanto tiempo, a veces puede ser retador estar en medio de todo.

¿Y qué hay de ir al estudio, hacer nuevas canciones y colaboraciones? La pregunta es si te da miedo hartarte de esto.

Bueno amo hacer eso. Pero no me cansaría. De hecho ayer por la noche estaba hablando con una amiga de Australia, que no tiene nada que ver con la industria musical, y me preguntó si no estaba cansado de hacer shows. Y contesté no. Y me dijo ¿por qué no, si cada noche es lo mismo? Pero no es lo mismo, es emocionante cada noche. No sé, es una reunión de gente que ama lo mismo y nunca te cansas de eso. No he superado el hecho de que tengas bebidas gratis en el backstage, jaja. Realmente es un placer. Lo es para mí y realmente no tengo ningún deseo de hacer cualquier otra cosa.

Estaba viendo una conferencia de TED por la autora de Comer, Rezar, Amar. Y en ella habla sobre la presión de tener que escribir un libro que supere ese éxito. Ella dice que simplemente va a seguir escribiendo, esperando inspirarse y hacer algo grandioso otra vez. Siendo una de las bandas más representativas de la década y del indie-rock, ¿sientes la presión de ser una banda icónica o sientes como algún tipo de reto?

Nunca lo pienso en ese sentido, cuando voy a mi sótano y empiezo a escribir letras, no estoy pensando en estar a la altura de algo. Sólo estoy pensando cómo puedo crear algo que sienta que valió la pena. Es un criterio totalmente diferente. Por lo general tiene que haber algún tipo de expresión o emoción, ya sea la sensación de que el mundo se acaba o el sentimiento de un millón de dólares… tiene que haber algún tipo de emoción detrás y si puedo atraparla sé que he hecho un buen trabajo.

En la misma conferencia de TED, se habla de que con los griegos y romanos, los artistas eran un vehículo de los dioses. Eso cambió con el Renacimiento, donde la presión de generar grandes obras de arte recayó sobre el hombre. ¿Crees que las canciones que escribes son como entregadas a ti o piensas que es sólo lo que hay dentro de tu cabeza y lo que ves en la vida. Es decir ¿lo ves como que alguien se te acercó y susurró una canción a la cabeza?

A veces siento que la mejores canciones sólo suceden, y te da el sentimiento de que estás rozando algo que existía. Es curioso que hayas dicho que son una expresión de Dios, porque recuerdo que dije, con sentido del humor, después de ver a Prince hace poco: “Wow. Es como ver el amor de Dios.” ¿Sabes? Hay algo ahí que es más que humano.

Hay un par de canciones de They Want My Soul que son muy buenas. Realmente amo el principio de “Inside Out”, hay algo muy brillante en la producción, la combinación de la música y letra que instantáneamente me pone melancólica y triste y no sé ni por qué. Y también me gusta el cover “I Just Don’t Understand”. En ese entonces la estaba pasando mal por un tipo, el verso “dices que me quieres pero por la manera que me tratas, simplemente no entiendo”. Y me sentí identificada. Es raro lo que provoca que hagas click con una canción. La diferencia entre estas canciones es que una refleja cómo me sentía, pero “Inside Out” me hizo sentir de cierta forma…

(Sobre “Inside Out”) Esos cambios de acordes tiran de las cuerdas del corazón, esa es la parte esencial de la canción. Pero toda la canción está basada en esos cuartos de tono. Y esos acordes fueron hechos para eso. Originalmente la canción comenzaba con esos acordes en piano y luego mi voz iba encima de ellos. Habría funcionado muy bien pero yo quería hacerla más grande.

Creo que en estas canciones la música y la letra van muy bien juntas. Pero, ¿qué piensas por ejemplo, de la salsa, cuando la música es muy festiva y si escuchas la letra trata de esclavitud o de un asesinato?

Me gusta ese tipo de yuxtaposición. Realmente me encantan las letras jodidas y oscuras que hacen disfrutar la canción en un nivel totalmente diferente. Y luego cuando escarbas un poco más, tienes una apreciación completamente diferente.

¿Ustedes trabajan así?

Sí, suele ocurrir de forma natural. Cuando estamos trabajando en una canción y nos damos cuenta de que las palabras son en realidad un poco oscuras, pero la música se siente como una canción de rock, FUCK YEAH! Pero siempre parece como una cosa que pasa sin saberlo y pienso: “Ok, lo haremos de esa forma…” regresando al punto de que la música viene de otro lado y yo sólo estoy acercándome a ella.

Vienes al Corona Capital, el cual es uno de los más grandes festivales de México, además del Vive Latino, y sólo quiero saber ¿qué has escuchado del festival?

Lo que he escuchado de personas que han asistido o trabajado alguna vez ahí es que es un festival muy divertido que no puedes perderte. Tiendo a disfrutar más los festivales que suceden en medio de una gran ciudad que aquellos en los que tienes que acampar. Por alguna razón es más una celebración para mí. Bueno, me gusta más cuando estás en una ciudad, cuando estás a la mitad de una área metropolitana y la gente de las oficinas toma un respiro de sus edificios para disfrutar un festival.

Sí, como Lollapalooza.

Me gusta más eso que ir al bosque y el tardado proceso para entrar al festival. No sé, creo que la he pasado mejor en ciudades grandes.

¿Alguna canción que sepas que haga enloquecer a la gente cuando tocan?

A la gente tiende a gustarle “The Beast And Dragon, Adored”, le gusta “The Underdog” mucho. “Do You” parece que va bien. Sí, estoy seguro de que tocaremos esas… y creo que tenemos un set de una hora.

Creo que esa es fue mi última pregunta. Estuve muy contenta de hablar contigo.

Ok, genial. Es bueno hablar contigo de nuevo. Espero si me ves en el festival vengas a preguntarme si soy un hombre o un ratón.

Yo, la fan, por @rocasarin
Yo, la fan, por @rocasarin
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s